Jardín Maternal | Novedades COVID-19
Equipo institucional Galería Novedades Contacto

Estar cerca desde la virtualidad: La actualidad del Jardín Maternal de la UNSL en pandemia

Publicado el 30-10-2020

A pocos días de iniciado el ciclo lectivo, el Jardín Maternal Prof. Victoria Quevedo de Fredes tuvo que adaptarse a un nuevo modo de enseñanza. En palabras de sus coordinadoras, la Esp. Sandra Baigorria y la Prof. Marcela Bustos Fara, destacan el compromiso por todos los que integran la institución para garantizar el derecho a la educación de sus más de 80 alumnos y alumnas de uno (1), dos (2) y tres (3) años. FOTO ARCHIVO.

¿Cómo han transitado desde la Coordinación esta época de pandemia?

Marcela: El Jardín Maternal no es ajeno a esta situación que está atravesando el mundo y que por ende, nos atraviesa como sociedad. A partir del DNU presidencial del mes de marzo, con mi compañera de coordinación Sandra Baigorria nos reorganizamos para hacer cumplimiento del mismo y poder trabajar de manera virtual en lo que se refiere al funcionamiento de nuestra institución, las mejoras edilicias que en ese momento se estaban realizando y todo lo que tiene que ver con nuestro proyecto institucional pautado desde febrero. Nos mantuvimos en contacto con nuestras autoridades, la Secretaria y Subsecretaria académica de manera de continuar con lo establecido con las modificaciones de normativas que hacen a los llamados a concursos del personal que ingresará al Jardín y todo lo que hace a su funcionamiento.

¿Qué actividades han tenido que empezar a implementar durante esta época? ¿Cómo pudieron adaptar sus funciones desde la virtualidad?

Marcela: Si bien nuestra propuesta pedagógica y nuestro proyecto institucional se fundamentan en la base de la creación del vínculo, lo que tiene que ver con el apego, el sostén y la mirada, es muy difícil de canalizar a través de los medios y herramientas tecnológicas. El personal docente se organizó de tal manera que sus propuestas lúdicas y pedagógicas son innovadoras y pueden llegar a las familias en los tiempos y formas acordados. Realmente el trabajo docente es valorable, porque no todos contaban con las herramientas tecnológicas necesarias, pero es gratificante ver cómo el personal pudo llevar adelante estas propuestas pedagógicas.

¿Cómo mantienen la relación con los/as niños/as y con los padres, madres y tutores?

Sandra: El Jardín desde el comienzo del año planificó la tarea para todo el año lectivo en el proyecto educativo institucional, antes de esta situación que nos impactó se había elaborado un plan de trabajo que comprometía a todo el personal, estableciendo un calendario para hacer una evaluación de avances y continuar trabajando.

A partir del aislamiento todas las actividades pedagógicas quedaron afectadas, tuvimos que adaptarnos rápidamente, generar espacios educativos de manera remota utilizando los medios tecnológicos promoviendo la comunicación permanente y fluida con las familias a fin de que la misión del Jardín, que es educar, no fuera interrumpida. Es así como los proyectos áulicos transformaron sus actividades para que fueran realizadas con la intermediación de las familias. Los equipos de trabajo armamos grupos de WhatsApp por sala en los que empezaron a comunicarse para seguir construyendo en los/as pequeños/as la memoria del Jardín y continuar promoviendo el vínculo afectivo.

¿Cómo es la dinámica de trabajo con cada una de las maestras a la hora de la planificación de actividades?

Sandra: Comenzamos con reuniones a través de videollamadas. En una primera instancia con la psicóloga del jardín, quien además de colaborar en la sistematización de actividades se ocupaba de su rol específico de contención emocional en estos tiempos tan difíciles. Se realizó un proyecto institucional adaptado que pudiera contextualizar la situación que estábamos viviendo, es decir, enseñar desde la virtualidad a través de canciones y cuentos narrados en videos a través de programas especialmente diseñados para enseñar contenidos, realizaciones inéditas creadas por las docentes para garantizar el derecho de los niños y las niñas a la educación aún en estas circunstancias.

Como coordinadoras enviamos un mensaje a la familia, pero además siempre estuvimos atentas a toda la información que nos llegaba y llega a través de las docentes para canalizar inquietudes, también se garantizó el contacto con la psicóloga y médica pediatra del Jardín ante cualquier consulta específica.

Marcela: El equipo técnico pudo acercarse a la familia, poniendo a disposición los teléfonos de la médica pediatra Natalia Nolte y de la Lic. Carla Dionisi que frente a esta situación crítica podían tener contacto con ellas. El personal nodocente también siguió trabajando de manera virtual en la definición del rol y su perfil, como así también enviando propuestas en las diferentes efemérides que transitamos en el año.

¿Qué inquietudes les transmiten los padres, madres y tutores sobre todo lo que está pasando?

Sandra: La realidad de las familias no difiere mucho de lo que sucede en todos los sectores de la comunidad universitaria y general, las inquietudes que nos transmiten tienen que ver con que muchos de ellos continuaron trabajando y muchas veces se sintieron sobrecargados al tener niñas y niños en edad escolar a los que también deben ayudar. Por este motivo, la respuesta a las propuestas docentes es diversa, según el momento por el que están transitando. Desde el Jardín Maternal la respuesta siempre ha sido de mucho respeto, para transmitir tranquilidad y seguridad en tiempos en los que sabemos que las rutinas familiares han cambiado por completo y que esto tiene incidencia en la vida de los niños y niñas.

¿Qué consideran que es fundamental para los/as chicos/as en esta época en la que están tanto tiempo en sus hogares?

Sandra: Seguramente la pandemia dejará huellas en su conformación subjetiva y lo que pretendemos es que dentro de ellas esté el Jardín Maternal como el espacio educativo que siempre los acompañó, extrañó y que con ansias espera volver a encontrarnos para poder volver a abrazarnos.

¿Qué enseñanzas les ha dejado esta experiencia y qué esperan para el futuro próximo?

Marcela: No sabemos cómo se plantea esta situación a futuro, creo que toda la humanidad está analizando el día a día. Pensamos en el ideal de poder retomar nuestras actividades con los protocolos pertinentes en los tiempos establecidos. El Jardín está a la espera de la esencia misma de ser de nuestros niños y niñas como así también de todas sus familias.

Foto Archivo Prensa UNSL

Compartí esta noticia